¿Por qué tu mejorar la imagen de tu negocio sostenible puede cambiar el mundo?

La definición del branding ha ido evolucionando en los últimos años.

En la actualidad ya no se trata solamente imagen visual como el logotipo, los colores, la tipografía, como se hacía hace años, si no que ahora hablamos de una identidad corporativa completa, que engloba mucho más.

Con el auge de los medios sociales se ha modificado los hábitos de los consumidores y la forma que tienen de relacionarse con las marcas.

Muchos de los productos o servicios nuevos surgen de una conversación más activa con el consumidor y de conocer sus necesidades y gustos de una forma más de tú a tú.

Podríamos definir como branding: la suma de cada una de las sensaciones, percepciones y experiencias que una persona tiene como resultado del contacto con una organización, sus productos o servicios.

El branding actual busca construir una marca fiel a los valores de la empresa que empatice con su audiencia y genere una relación bidireccional con el consumidor.

La escucha y opinión de la audiencia se convierte en pieza clave para la construcción de productos y servicios adaptados a la misma. Una relación win to win donde las marcas  pasan a ser parte de nuestras vidas.

¿Cómo debe ser el branding de tu marca?

1 · Tu marca como una experiencia para el consumidor.

Las redes sociales permiten conocer los gustos de nuestros usuarios, resolver sus dudas y responder antes sus quejas. Las marcas que interactúan de forma más personal consiguen mayor reconocimiento.

Es importante interactuar con el cliente final. Las marcas deben transmitir una experiencia positiva que escuche a las necesidades de su audiencia. Se trata de conectar con ellos.

2 · Construye una marca humana

Todos sabemos que detrás de una empresa o marca hay personas, la marca debe mantener atributos humanos, cercanos, para conectar emocionalmente con los consumidores.

3 · Potencia los recursos internos.

La escucha de las ideas de los empleados internos que forman nuestro negocio nos ayudará a desarrollar la marca de forma eficaz.

Elementos que conforman el branding corporativo

1 · Naming

Un nombre adecuado facilita el recuerdo y asocia nuestra marca dentro de un sector o concepto. Puedes querer ser literal o por el contrario mucho más libre pero todo debe tener una base estratégica que lo justifique.

2 · Identidad visual corporativa

Son todos los elementos visuales como el logotipo, isotipo, pictograma, naming, tipografía y colores que componen la imagen gráfica de la marca. Un buen diseño supone un valor añadido al producto y nos ayuda a crear una imagen visual de marca potente. Eso permitirá que nos identifiquen y nos diferencien de la competencia manteniéndose en el recuerdo del consumidor.

3 · Tono de comunicación

La manera de comunicarse de tu marca es muy importante para definir tu cercanía con el consumidor. El tono que se utilice en la comunicación variará dependiendo de la seriedad, edad, sector, o estrategia para usarse un tono más divertido, serio, cercano o formal.

4 · Posicionamiento

El posicionamiento es el lugar dónde se encuentra actualmente tu marca con respecto a la competencia y hacia dónde quiere llegar en los próximos pasos.

Evolución de la imagen de marca

La marca debe evolucionar a la vez que la sociedad lo hace. Por esa razón, cada cierto tiempo es importante hacerle un “refresh” visual a la identidad corporativa de tu negocio.

Para acabar, quiero enseñarte el ejemplo de la evolución de uno de los logotipos medioambientales más importantes de la historia, WWF.

1 · El isotipo (imagen del logotipo) del panda surgió en 1961 inspirado por la llegada de un panda al Zoo de Londres.

2 · Si nos fijamos, en el primero, el isotipo tenía muchos más detalles (ojos, uñas..), además, tenía un trazo bastante grueso.

3 · Con los años fueron afinando el trazo, hasta que desapareció, convirtiendo ya el panda en 1986 un juego de contrastes en blanco y negro.

4 · En 1986 aparecieron las iniciales WWF a modo de logotipo.

5 · Y fue en 2000 cuando desapareció la serifa de la tipografía, apostando por una tipografía sin serifa más moderna..

Como podemos ver, la tendencia general del diseño minimalista también se vivió en la evolución de esta marca. Un diseño minimalista bien confeccionado elimina las distracciones del usuario y la simplificación ayuda a la identificación.

Apuesta por modernizar la identidad corporativa de tu marca, eso hará que los clientes se sientan más identificados con la contemporaneidad y la estética actual.

El minimalismo como tendencia general que se rige por el: menos es más.