Las redes sociales han llegado a convertirse en algo tan común en nuestra rutina como lo fue la radio, la televisión, los periódicos y los videojuegos en años anteriores. 

Han surgido muchos detractores y defensores de las mismas, pero creo que no se trata de las redes sociales, si no del uso que se le da a la oportunidad de comunicación.

Las redes sociales son ya nuestro medio, nuestra voz, nuestro mejor canal de expresar nuestro pensamiento a un público infinito.

El contenido que uno comparte, te hace responsable del contenido que otro recibe. Por esa razón, si queremos una sociedad de seres pensantes, que luchen por sus derechos, que tengan pasión, ganas de superarse, de sentirse feliz, si queremos una sociedad con amor, más generosa, debemos generar cada uno algo de eso.

Tenemos la elección de contenido al alcance, ya no podemos culpar a los canales de televisión, por su mala programación.

Te invito a que crees el mundo que quieres ver, a que escribas las palabras que quieras leer, a que generes las conversaciones que quieras tener.

Tienes la palabra.

¿Te ha gustando este post? Suscríbete ahora al blog y te avisaré del próximo post.

¡Escribe, comenta, opina! Este espacio también es un espacio para ti. Me encantaría saber qué opinas de este blog: ¿Qué aspectos mejorarías? ¿Tienes un blog? ¿De qué escribes? ¿De qué te gustaría que hablara en los próximos post?

Si te ha gustado este artículo no olvides suscribirte para que sigamos conversando, ¿Me ayudas a que este mensaje llegue a más gente compartiendo el post en tus redes sociales?